12 de enero de 2010

Mi idilio con HTC

3 meses de rodaje con mi HTC Dream (secuela de la anterior experiencia con HTC Touch) han sido suficientes para saber que durante mucho tiempo voy a optar por terminales de telefonia con OS Android... Si la Touch ya me pareció un buen aparato, con la Dream he extendido mi Google-adicción al móvil. Con Android puedo usar todos los servicios de Google con más rapidez y agilidad (Gmail, Listen, Reader, Maps, Blogger, Docs, Contacts, etc.). Todo sincronizado, todo online...

Decenas de aplicaciones y widgets me han convencido de que un dispositivo Android es lo más parecido a un mini-ordenador que se puede encontrar en el mercado, totalmente personalizable y lleno de opciones según preferencias, estilos de vida, intereses... Aunque hay que decir que no todo es positivo, ya que la HTC Dream puede resultar incómoda para aquellos que acostumbran a llevar el móvil en el bolsillo. Sería más un bag-PC que un pocket, en este caso :-D

Pero justo cuando uno está disfrutando más de su juguete, sacándole el partido que sólo se obtiene con el tiempo y después de ciertas dosis de blogs especializados, lanzan al mercado el súper modelo techy de Google, el Nexus One, todo un pepino en el universo móvil que además incluye una versión más evolucionada de Android. Habrá que esperar para conocer las reacciones de los early adopters y, sobretodo, para poder acceder a este dispositivo a un precio 'razonable'.

1 comentario:

  1. Tu no me sigues? ya te vale.cómo te lo tenias callado

    ResponderEliminar